.



Lic. Jorge Gonçalves da Cruz.
Hoy nos "atienden" sólo en cuanto consumidores e hiperkinéticamente, nos acosan con miles de productos que garantizarían nuestra paz, felicidad y éxito escolar. Entre estos productos con los que nos seducen, se encuentran drogas legalmente recetadas, de las cuales sus productores y adeptos proclaman que no crearían dependencia como las ilegales).

La sociedad globalizada nos desatiende a todos y coloca como enfermedad lo que los niños todavía pueden denunciar con su inquietud y falta de atención.

Los niños preguntan, son pregunta. Las preguntas no escuchadas devienen en síntomas.

¿Cómo escuchar sus preguntas antes de medicarlos?

¿Qué sucedió para que tal cantidad de madres y padres de niños acepten y soliciten la Ritalina para calmar a sus hijos o para que sean exitosos?

¿Qué sucedió para que esos maestros, que tienen a cinco de sus veinte alumnos medicados para que les presten atención, acepten y busquen la justificativa del síntoma de A.D.D. o A.D.H.D.? ¿Cómo no se preguntan si ese 20% de niños en su clase sólo correspondería a una "desgracia" del destino que los reunió en la clase? Ya que las estadísticas de los mismos que produjeron el diagnóstico hablan sólo de un 20% de la población que podría recibir el diagnóstico.

Primero tuvieron que convencernos de que "el pensamiento es una neurona y el deseo, una secreción química" y luego encandilarnos colocándonos como espectadores, sólo activos en cuanto a compradores.

La Dra. Silvia Bleichmar, en un excelente artículo publicado en Clarín, nos recuerda: "Los niños de esta época, en su mayoría, no son receptores de ninguna esperanza, sino sólo de una supervivencia que da cuenta del desaliento y la fatiga histórica que empapa a los adultos a cuyo cuidado se encuentran".

Se ha creado la representación de un ser humano nuevo, aplanado, andrógino y sin humor, agobiado por el evitamiento de sus pasiones y sueños, avergonzado por no poder alcanzar el ideal que se propone (flaco, consumidor y exitoso) y culpabilizado por no poder comprarle a sus hijos la felicidad en cuotas.

Fukuyama, ideólogo de tal postura, se regocija con la estupidez propia de los que se creen dueños de la verdad: "Hay una simetría sorprendente entre los efectos de la Ritalina y los del Prozac: la Ritalina vuelve a los muchachos menos turbulentos y, en cierto modo, menos muchachos; en cuanto al Prozac, libera a las mujeres de los inconvenientes de la naturaleza femenina. Uno y otro nos acercan imperceptiblemente a un ser humano andrógino, que es también el objetivo de las políticas que defienden la igualdad de los sexos" (Francis Fukuyama, "El fin de la historia, diez años después").

Nunca como en nuestra época el saber de los individuos, su capacidad de pensar y el hacer creativo le habían sido expropiados en este nivel por los dueños de las técnicas y los conocimientos especiales, dice Emiliano Galende.

Los medicamentos psicotrópicos buscan normalizar los comportamientos y suprimir los síntomas más dolorosos del sufrimiento psíquico sin buscar su significación.

Elisabeth Roudinesco nos recuerda que cuanto más se promete un "punto final" al sufrimiento psíquico a través de la ingestión de píldoras, más el sujeto decepcionado se inclina hacia tratamientos mágicos.

Es así como los laboratorios (no ya los médicos, psicólogos o psicopedagogos) aparecen como esos grandes, poderosos, mágicos solucionadores de todos nuestros pesares.

Mundo de la exhibición, de la desmentida. En épocas anteriores, el método para adormecer el pensar era esconder. Hoy es exhibir y desmentir lo que se exhibe. Mostrar y decir que lo que se mostró no existe tal cual lo vemos. Nacen los fetiches, agoniza la alegría del pensar, el jugar, el preguntar, presentes en todo niño enchalecado en "diagnósticos-rótulos".

La experiencia en psicopedagogía clínica nos permite asegurar que la gran mayoría de aquellos niños rotulados como A.D.D. o A.D.H.D., con una escucha diferente por parte de sus padres o maestros, pueden conseguir aprender creativamente, sin la necesidad de la dependencia de una droga.

La dificultad para concentrarse en los niños, tiene que ser un alerta para los padres, maestros, psicólogos, psicopedagogos o médicos.

Recordemos que la medicación, como dice Silvia Bleichmar, a veces lo único que hace es disimular los síntomas, calmar los efectos, permitiendo que la perturbación productora del cuadro siga su camino desencadenando consecuencias de mayor calibre en la adolescencia.

Alicia Fernández
Psicopedagoga.

Visitas: 84

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Es increible que toda la atención del Ritalin y ADD y ADHD está centrado en una única persona, que en psicología se llamaría "paciente identificado". "Tengo un problema" equivale a tener un "paciente identificado" y se le mira aislado de un circuito que muchos han olvidado y que se llama: FAMILIA. La familia es un sistema, si se mueve una pieza del sistema aunque sea mínimamente, tendrá un efecto en todo el sistema. En general los pacientes llegan a terapia por voluntad propia en muy contadas ocasiones (si son mayores de edad). La mayoría de veces llegan porque alguien los llevó, y por supuesto, la problemática está centrada en ese "paciente identificado" que es quien está manifestando síntomas más evidentes. "Vengo con usted porque no sabemos qué hacer con mi hijo." Y es por ello que la solución más rápida que encuentran los padres/escuelas/maestros es la medicación. ¿Quién quiere someterse a una terapia familiar, perder el tiempo en quién sabe cuántas sesiones, y quién sabe si se va a "arreglar el problema"? Y es caro.
En realidad para tratar este tema de los niños de hoy y la sintomatología y medicación ADD y ADHD tendríamos que hacer investigaciones más profundas dentro del sistema. Si somos parte de un sistema-familia todo lo que ocurre en él nos afecta directa o indirectamente. Me parece imposible que habiendo tantos casos iguales/parecidos en las últimas décadas no se investigue al sistema. ¿Qué sucede dentro de la familia? ¿Cómo están organizados sus miembros y qué situaciones están perpetrando más "pacientes identificados"? El mundo ha cambiado. Todo es más rápido, sí...y también las familias hemos cambiado para acomodarnos a esta velocidad inalcanzable.
¿Qué está ocurriendo dentro del sistema familiar hoy en día? ¿Qué hábitos encontramos tanto en los niños como en los padres?
yo creo que la escuela y la familia han olvidado ser comunidad... como diria el zorro se han olvidado los ritos y domesticar, los lazos pueden ser hoy un saludo de intercambio en un mundo que corre rápido, donde nadie se involucra y todo se permite...derechos y deberes se sientan a observar.. yo no quiero ser una espectadora y estoy segura q muchos hemos decidido hacer algo.. compartir el almuerzo con mis hijos, hacer el huerto, comer de el, ha sido maravilloso, tener tiempo para jugar y crear mucho mejor... las amgustias econimicas que cargaban mi cuerpo desaparecen al inventar, soy el pilar de mis hijos y yo me hago fuerte en ellos... mas si descubro que la red esta funcionando que compartimos ideas comunes...
es difil cambiar todo un sistema educativo competitivo economico un sistema que no hace comunidad y una comunidad que no tiene familias participando.. hay que regar el sistema para que pueda florecer, debemos crear espacios y molestar como moscas para que funcione... poco a poco revelarse y hacer ... creo q hay que ser una peste una especie de virus que infecte para despertar a las familias dormidas
EXCELENTE:
Sólo quise subrayar algunos de los textos, para realzarlos:

Las preguntas no escuchadas devienen en síntomas.
......que da cuenta del desaliento y la fatiga histórica que empapa a los adultos a cuyo cuidado se encuentran".
...un ser humano nuevo, aplanado, andrógino y sin humor, agobiado por el evitamiento de sus pasiones y sueños, avergonzado por no poder alcanzar el ideal que se propone (flaco, consumidor y exitoso) y culpabilizado por no poder comprarle a sus hijos la felicidad en cuotas.
Nunca como en nuestra época el saber de los individuos, su capacidad de pensar y el hacer creativo le habían sido expropiados en este nivel por los dueños de las técnicas y los conocimientos especiales, dice Emiliano Galende.
.... suprimir los síntomas más dolorosos del sufrimiento psíquico sin buscar su significación.
...Nacen los fetiches, agoniza la alegría del pensar, el jugar, el preguntar, presentes en todo niño enchalecado en "diagnósticos-rótulos".

Me agradaría ponerme en contacto con Alicia Fernández, la autora del artículo. Será posible?
Acuerdo totalmente con el planteo y las preguntas!
Nuevos coincidires.
Un abrazo, Raquel.
Tomar conciencia del modo en que estamos presentes en el mundo, en la vida exige asumir RESPONSABILIDADES como individuos, como familias, como comunidades. La culpa es algo que puede arrojarse a otros fácilmente, la responsabilidad no. Nuestros hijos han llegado para enseñarnos a volver a ser seres humanos íntegros y generosos, y drogarlos para que se amolden al sistema establecido solo es una forma de desentendernos de nuestra responsabilidad hacia ellos y hacia nosotros mismos. Están aquí para obligarnos a pensar, a sentir, a preguntarnos y a transformarnos.
Me alegro de leer vuestros artículos y comentarios, muchas gracias, sois un estímulo cada día para seguir creciendo.
"Por qué hay tanta ineficacia profesional en constituir equipos ...."
Me parece, Silvana, que no se trata de ineficacia, como tampoco de mala voluntad. Aún cuando el idioma sea el mismo se trata de "discursos" diferentes que hacen poco probable la inter o la trans disciplina. En "la arqueología del saber" M. Foucault analiza las características de distintos discursos. No emplea el término "paradigma", sin embargo se lo considera como un deconstructor de paradigmas, y su aporte me parece importante.
Me parece un atropello a la naturaleza del niño, en vez de buscar las causas profundas de su comportamiento, en vez de Escuchar! lo que ese Ser quiere manifestar o sus necesidades, se le medica... Estamos dejando que roben nuestra humanidad, nuestro saber discernir, Pero ser padres es Sagrado, escuchar la Voz de la Vida Suprema que late dentro de nosotros en vez de dejarnos conducir como ovejas! por favor, nuestros niños lo merecen, merecen nuestra atención sincera! Totalmente de acuerdo Rak y cayemore

Responder a debate

RSS

Insignia

Cargando…

¡CONTÁCTANOS POR WHATSAPP!

¡GRACIAS POR TU APORTE!

Con el fin de que E.A.C. siga funcionando y puedas disfrutar de todos nuestros contenidos, puedes colaborar realizando un APORTE de cualquier cantidad.

 

 

 

 

 

 

© 2019   Creado por Violeta Zurkan.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio