DESCONOZCO FUENTE Y AUTORÍA

Cierto día, una profesora pidió a sus alumnos que pusieran los nombres de sus compañeros de clase en una hoja de papel, dejando un espacio entre nombre y nombre.
Después les pidió que pensaran en la cosa más valiosa que pudieran decir de cada uno de sus compañeros, y que lo escribieran debajo de su nombre. Empleó el resto de la clase para la tarea encomendada. A medida que los alumnos dejaban el aula, entregaban a la maestra la hoja de papel.
Durante el fin de semana la profesora escribió el nombre de cada uno de sus alumnos en hojas separadas de papel y copió en ella todas las cosas valiosas que cada uno de sus compañeros había escrito acerca de él.

El lunes entregó a cada alumno su lista. Casi inmediatamente toda la clase estaba sonriendo. « ¿Es verdad?», ella escuchó a alguien diciendo casi como en un susurro. «Yo nunca supe que podía significar algo para alguien», y «Yo no sabía que mis compañeros me querían tanto» eran los comentarios.
Nadie volvió a mencionar aquellos papeles en clase. La profesora nunca supo si comentaron su contenido con alguno de sus compañeros o con sus padres, pero eso no era lo importante. El ejercicio había cumplido su propósito. Los alumnos estuvieron felices consigo mismos y con sus compañeros.
Aquel grupo de alumnos siguió adelante y progresó. Varios años más tarde, uno de los estudiantes murió en Vietnam, y la profesora asistió a su funeral. No había visto antes a un soldado en su ataúd militar. Su cuerpo inerte era hermoso y recio, de hombre. Sus amigos llenaban la iglesia. Uno a uno, aquellos que tanto lo apreciaban caminaron silenciosamente para despedirle.
La profesora fue la última en acercarse al ataúd. Mientras estaba allí, uno de los soldados que actuaba como guardia de honor se acercó a ella y le preguntó: « ¿Era usted la profesora de matemáticas de Marcos?». Ella balbucieó: «Sí». Entonces él dijo: «Marcos hablaba mucho acerca de usted».
Después del funeral, la mayoría de los ex compañeros de Marcos fueron juntos a una merienda. Allí estaban también los padres de Marcos, obviamente deseando hablar con su profesora. «Queríamos mostrarle algo», dijo el padre, sacando del bolsillo una billetera. «Lo encontraron en la ropa de Marcos cuando murió. Pensamos que tal vez usted lo reconocería.» Abriendo la billetera, sacó cuidadosamente dos pedazos de papel gastados y arreglados con cinta, y que se veía que había sido abierto y cerrado muchas veces. La profesora supo al primer vistazo que se trataba de la hoja en la que ella había registrado todas las cosas valiosas que los compañeros de Marcos habían escrito acerca de él.
«Gracias por haber hecho esto» dijo la madre de Marcos. «Como puede ver, Marcos lo guardaba como un tesoro». Todos los ex compañeros de Marcos comenzaron a juntarse alrededor. Carlos sonrió y dijo tímidamente: «Yo todavía tengo mi lista. La tengo en el cajón de mi escritorio». La esposa de Felipe dijo: «Felipe me pidió que pusiera el suyo en el álbum de casamiento». Marilyn dijo: «Yo tengo el mío también. Está en mi diario». Entonces Victoria, otra de sus compañeras, metió la mano en su cartera y sacó una billetera. Mostró al grupo su gastada y arrugada lista. «Yo la llevo conmigo todo el tiempo. Y creo que todos hemos conservado nuestras listas». En ese momento, la profesora se sentó y lloró. Lloró por Marcos y por todos sus compañeros, que no lo volverían a ver.

 

-AUTOR Y FUENTE DESCONOCIDOS

 

Visitas: 651

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

HERMOSO Y VALIOSO!!!!

Gracias por compartirlo...

muy conmovedor.................

es precioso y aparte una genial idea de dinámica de grupos. muchas gracias.

Me conmovió. Y me parece importante reconocer las fortalezas de los que tenemos cerca.

Que maravilloso lo que la palabra escrita es capaz de hacer, sobre todo si es motivante. Este es un ejercicio que se utiliza en Desarrollo Humano y en verdad saca lo mejor de las personas. Gracias por compartirlo, hay que ponerlo en practica.

Si Paloma, para trabajarlo con los grupos cada vez que inicia y termina un ciclo escolar.
Abrazos

A mi también me ha conmovido, Miguel. Gracias

Exacto Rosa, hay que ponerlo en práctica. ¡De la toma de conciencia a la acción!
Besos

Te pedimos que por favor pongas tu foto personal en tu perfil. Muchas gracias.

Hola Elsa, cuando somos capaces de reconocer las fortalezas que hay en los demás, abrimos un espacio para reconocerlas en nosotros mismos. Es maravilloso.
Gracias por compartir.
Te pedimos que por favor pongas tu foto personal en tu perfil. Muchas gracias.

Me alegra que te resonara José.
Abrazos

Así es Teresa, ¡hermoso!
Gracias por compartir.
Te pedimos que por favor pongas tu foto personal en tu perfil.
Muchas gracias.

Responder a debate

RSS

Insignia

Cargando…

¡CONTÁCTANOS POR WHATSAPP!

¡GRACIAS POR TU APORTE!

Con el fin de que E.A.C. siga funcionando y puedas disfrutar de todos nuestros contenidos, puedes colaborar realizando un APORTE de cualquier cantidad.

 

 

 

 

 

 

© 2019   Creado por Violeta Zurkan.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio