E.A.C



HIJA MÍA, TE LIBERO DE SER UNA NIÑA BUENA






Hija mía, tú no necesitas ser una “niña buena”, porque los niños son niños, no son buenos ni malos, y desde que naciste sé que eres mágica e irrepetible, como cada niño/a que nace, tú solo tienes que ser tú.

Sé que para ti no existen las palabras “bueno” y “malo”, ni siquiera las expresiones “portarse bien” o “portarse mal”. Sé que eso no lo vas a aprender en casa, pero estás escolarizada y te relacionas con gente de muchos tipos, por lo que esa visión “blanco o negro” del mundo -que tanto nos gusta a los adultos- algún día te llegará.

Necesitas saber (ya te lo vamos explicando) que cada persona actúa en cada momento lo mejor que puede, que todos tus actos son tuyos, que tienes derecho a enfadarte, a estar triste, a estar contenta, nerviosa, a tener miedo, a ser feliz… pues todas tus emociones son válidas y te ayudan a avanzar en tu camino. Tu padre y yo estaremos gustosamente a tu lado para acompañarte cada vez que nos necesites.

Hija mía, tú me has enseñado a vivir mis emociones (también las negativas) y, sobre todo, a desprenderme de ellas, a no apegarme… sigue así. Vive las tuyas como has hecho siempre y déjalas ir. Que el centro de tu vida seas tú y no los demás (ni siquiera yo o papá) porque cuando una está centrada, la armonía y la empatía imperan. Tú nos lo demuestras día a día.

Gracias, hija, por tus días revueltos, que nos sirven de espejo a ambos; gracias por hacernos crecer como familia; por tu enorme manejo de las emociones a pesar de tu corta edad, por tu sabiduría en el conflicto, por tanto amor incondicional, por tanta paz.

Yo fui una “niña buena” y como madre te libero de tener que serlo porque no es sano.

Ser una niña buena significa ceder parte del control de tu vida a los demás; intentar agradar a las personas que más quieres, de manera inconsciente, a costa del propio dolor o de la injusticia; obedecer a los mayores (padres, profesores etc) dejando a un lado tus propios deseos; no permitirte el enfado, ni la rabia.

Ser una niña buena significa caer en el rol de ser demasiado madura para tu edad y perderte parte de tu infancia. Significa tender a la perfección y a la excelencia, una trampa del mundo de los adultos para cortar las alas.

Hija mía, ser una niña buena significa (a veces) por desgracia enfermar. Enfermar para escapar de la presión de un mundo familiar y escolar que limita la propia creatividad, la libertad y el juego de experimentación de la vida, que pone en una jaula los propios deseos y algunas emociones, bajo el disfraz de que es por tu propio bien.

Yo fui una niña buena que sobrevivió (hoy puedo decir que soy una adulta desobediente y creativa) pero sufrí un buen rato en el camino. Yo fui una niña buena que supo acompañarse de buenos terapeutas y crecer.

Como madre, yo te libero de todo ello: Te libero del chantaje emocional que no te estamos enseñando. Te libero de algo que tú desconoces: los premios y los castigos, que por desgracia rigen una parte del mundo y del sistema educativo tradicional.

Te libero del “si (no) haces eso me enfado, me voy o no te quiero”. Te libero del “porque lo digo yo” o del “porque soy tu padre/madre”. Te libero de la necesidad de actuar para agradar a los demás, incluidas yo misma o papá.

Y hablaré (y discutiré sobre ello) con quién haga falta: educadores, profesores, conocidos, familia y siempre me tendrás de tu lado, porque lo único que quiero y a lo que aspiro es a que seas feliz.

Como la madre loba que soy, defenderé tu Libertad.




-Myriam Moya Tena-

Visitas: 1343

Respuestas a esta discusión

¡Qué mensaje positivo, aleccionador y dulce, Teresa!... Agradezco compartir el texto a Violeta y envío mis felicitaciones a ambas por difundir este tesoro invaluable y de vigencia absoluta. ABRAZO ENORME. ¡FELIZ NAVIDAD Y UN AÑO 2018 CON MUCHOS PROBLEMAS... hihihi... ¿QUIÉN QUERRÍA VIVIR SIN ELLOS Y ABURRIDO COMO UNA OSTRA JUBILADA, CANEJO?...

.Que buenos pensamientos para mi hija y mi nieta. Y como siempre los tan bienvenidos comentarios de Hugo. Salud a todos!

GRACIAS... gracias mil... a pesar de mis años agradezco el alimento emocional/espiritual que me han proporcionado durante estos años. Este mensaje le llega desde mi Adulto a mi Niña Interior ¡Cuánto necesitaba esto! Deseo a EAC que siga adelante en pros de las siguientes generaciones. Yo estoy en la "recta final" y eso me da autoridad para colmarlas de mil bendiciones.

Gracias Silvia Margarita por leer y dejar tu comentario y sabio sentir, claro que sí tienes siempre a flor de piel a tu niña interior, solo permítele salir siempre, ella es la que nos alienta a sonreir y hacer frente a las adversidades de la Vida. Abrazos amiga de mi niña interior a tu niña interior.

Infinitas gracias amiga por leer y dejar tu comentario, y agradecer a Hugo nuestro amigo fiel. Abrazos

Teresa, acabo de ingresar gracias a la invitación de nuestra adorable y estupenda Violeta, y me hallo con tu amoroso comentario en relación a mi persona. Ese gesto justifica y motiva a continuar aportando granitos de arena para la construcción del castillo educativo que es orgullo y meta de E.A.C. (perdón, Raquel y Violeta, por el vuelo de mi alma filosófica). ABRAZONRISAS Y MIMOS PARA TU NIÑA INTERIOR.

PARA Graciela Crosignani:

Graciela, agradezco especialmente por la sonrisa que has puesto en mi rostro con tu amoro comentario. ABRAZO ENORME.

Gracias Hugo por leer y dejar tu sabio comentario. Mi Alma saluda a tu Alma.

Mi alma le agradece a la tuya el saludo y retribuye con infinito cariño, Teresa.

Qué lindo mensaje, de verdad muy inspirador! :) <3

Gracias Aimeé por leer y dejar tu sentir sobre el artículo. Un abrazo de mi niña interior a la vuestra.

Muy hermoso y cierto,,,, yo tambien fui y soy una niña buena

RSS

Insignia

Cargando…

¡CONTÁCTANOS POR WHATSAPP!

 

¡GRACIAS POR TU APORTE!

Con el fin de que E.A.C. siga funcionando y puedas disfrutar de todos nuestros contenidos, puedes colaborar realizando un APORTE de cualquier cantidad.

 

 

 

 

 

 

Última actividad

© 2018   Creado por Violeta Zurkan.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio